A las 23.50 horas del día 2 se recibió una llamada en la Sala del 092 en la que se informaba de que en la avenida Novo Mesoiro se había producido un accidente de tráfico al colisionar dos turismos, tras lo que golpearon a un tercero que estaba estacionado y que el conductor de uno de ellos se había marchado del lugar, abandonando el vehículo y sin facilitar los datos obligatorios a los otros implicados. Cuando una de las patrullas policiales se acercaba al lugar observó que un individuo estaba en la gasolinera existente a la altura de la glorieta de acceso a Novo Mesoiro golpeando el cristal de la oficina de la citada gasolinera y, en el interior, la empleada estaba asustada por la actitud del individuo, la cual, al llegar la patrulla policial, salió al exterior y comentó a los agentes que había activado la alarma del establecimiento porque el mencionado individuo comenzó a golpear de forma insistente y en actitud agresiva al tiempo que gritaba un número de teléfono. Los agentes preguntaron a este individuo (que coincidía con la descripción del conductor que se había ausentado del lugar del accidente) por su actitud, pero sólo obtuvieron como respuesta gritos, pronunciando un número de teléfono de forma repetitiva, al tiempo que se encaraba con ellos de forma agresiva, reconociendo también ser el conductor y propietario de uno de los vehículos implicados en al accidente. Por ello se le invitó a entrar en el vehículo policial para acercarse al lugar del accidente, momento en el que intentó agredir a los policías, teniendo que ser reducido a la fuerza dado que opuso gran resistencia y se negó en todo momento a identificarse. Ya dentro del vehículo policial, el hombre, de 43 años, manifestó haber consumido alcohol pero, aunque en un primer momento aceptó someterse a las pruebas de alcoholemia, repentinamente cambió de opinión y solicitó ser trasladado a un centro médico para que le facilitasen una medicación, por lo que, ya en condición de detenido por todos los hechos anteriores, fue conducido a la Casa del Mar y de allí al Chuac en donde, mientras era atendido, solicitó el alta voluntaria, por lo que finalmente fue conducido a las dependencias policiales. Durante el trayecto se golpeó la cabeza contra la mampara del vehículo patrulla para autolesionarse e intentó hacer lo mismo contra el suelo dentro de la Casa del Mar, por lo que hubo de ser sujetado por los agentes en todo el recorrido.

2 Respuestas a “Después de un accidente de trafico acaba un conductor detenido en Novo Mesoiro”
  1. avatar Fuck dice:

    Cuando he llegado al 5º “individuo” he dejado de leer. Semejante tocho para no contar nada.

  2. avatar Ribeirasacrense dice:

    Jajajaja nada hombre no seas malo, no esta mal redactado

  3.