Dulce derrota en el primer encuentro de una competición semi-oficial an la Sd Carballal de Vigo por 32 a 26, a pesar de que los primeros 45 minutos estuvieron muy igualados con ligeras ventajas de nuestros equipo.

La principal dificultad del partido era la nula preparación realizada, ya que nuestra competición no empieza hasta finales del mes de septiembre y no tendría mayor sentido estar físicamente de la manera adecuada para competir en este momento. Por ello muchos de los jugadores se conocieron en el vestuario al cambiarse para la disputa del encuentro, así que no se podía esperar 60 minutos de intensidad.

Pero a pesar de ello en los primeros 30 minutos se vieron detalles que hacen ilusionar a la afición, a pesar de las ausencias de Dubra, Giráldez, Celso, el próximo pivote en ser presentado que será Alfonso (ex de Conxo, entre otros equipos) y alguna que otra sorpresa el equipo presento una calidad considerable y un repertorio de posibilidades amplias.

La conexión entre Uxio y Lluque cuajo de inmediato, consiguiendo grandes goles entre los dos y facilitando acciones para que los extremos lanzasen con tranquilidad, por los que las ventajas locales fueron de dos tres goles. Con esa situación Nacho dio la batuta del equipo al jugador juvenil de primer año Antón Rodriguez, que tras unos minutos de adaptarse a la categoría dio destellos de su enorme clase, consiguiendo un gol en inferioridad numérica de nuestro equipo tras superar en un uno contra uno a un jugador que le doblaba en peso y fuerza.

La experiencia del Carballal y su buen trabajo los llevaron a equilibrar el marcador hasta el 14 a 14 del tiempo de descanso.

En la segunda parte todo fue bastante similar, con ventajas ártabras durante 15 minutos, pero el cansancio, tres exclusiones consecutivas y el acierto visitante en los contraataques les dio una ventaja que ya nunca fuimos capaces de equilibrar.

sla actuación de Lluque y de Uxio, de Seijo en el extremo, pero sobre todos ellos los primeros 30 minutos de Kike en la portería fueron para enmarcar, sobre todo si tenemos en cuenta que llevaba más de un año sin disputar encuentros. Además de manera muy progresiva se incorporo a la dinámica de equipo Marco, que ya dio gotas de una calidad, fuerza y agresividad descomunal, que tendrá en pie a la afición ártabra en muchas ocasiones.

Ahora toca ponerse a trabajar y poco a poco conseguir el tono necesario para finales de septiembre.

Los comentarios no están permitidos.