La junta rectora de Pocomaco reclama que las obras que se ejecutan desde esta semana en la carretera de Mesoiro para canalizar el río se agilicen “lo máximo posible” para evitar los atascos que ya se han registrado en la zona. “Los trabajadores del polígonos somos los más perjudicados”, explica el presidente de Pocomaco, Rubén Ocampo, que pide que se tomen todas las medidas posibles para paliar las retenciones. “Los empleados de Pocomaco están perdiendo media hora todos los días para acceder o salir del polígono”, apunta Ocampo, que añade que el mayor problema se produce a primera hora de la mañana, cuando se hace un “embudo” en la rotonda al pasar de dos carriles a uno. Aún así, el máximo responsable del parque dice ser consciente de que existen “pocas soluciones” para el tráfico, ya que tiene que pasar necesariamente por el polígono.

Rubén Ocampo se ha puesto a disposición del gobierno local y del Ministerio de Fomento (que ejecuta las obras) para colaborar en lo que sea necesario para que los trabajos finalicen lo antes posible y la situación de la circulación en la zona pueda volver a la normalidad. “Estamos poniendo de nuestra parte para coordinarnos con los responsables de la obra”, afirmó el responsable del parque empresarial.

Los comentarios no están permitidos.