La concejala de Tráfico y Movilidad, Begoña Freire, ha informado de diversas obras llevadas a cabo por su departamento que permiten una mejora de las paradas de autobús urbano y de las infraestructuras del tranvía turístico.

El área de Movilidad ha realizado un diagnóstico de las marquesinas, así como de las paradas de autobús ubicadas en las vías de titularidad municipal, para poder ordenar la planificación de los diferentes trabajos que han de abordarse para lograr la paulatina mejora solicitada por los usuarios. En esta primera fase se han ejecutado mejoras en 15 paradas de bus ubicadas en diversas zonas de la ciudad:

–       En Novo Mesoiro, se han recolocado dos marquesinas en la calle Fragas do Eume, de forma que la parte trasera acristalada de las marquesinas proteja a los usuarios frente al viento y la lluvia, así como mejoras de accesibilidad en el pavimento y trabajos de canalización. Se ha retirado la cabecera de parada del carril de circulación, al situarse próximo a un paso de cebra. La concejala ha lamentado que sea necesario gastar recursos económicos en realizar nuevas obras debido a la falta de planificación del anterior bipartito. 

–       Mejoras de accesibilidad en las dos paradas de autobús del viaducto de la ronda de Outeiro sobre la calle Caballeros en los dos sentidos de circulación, sustituyendo el firme de tierra por plataformas accesibles, con plantación de árboles en la zona próxima, sustitución de tapas de hormigón por hierro fundido y remates menores. Sobre esta obra, Freire señaló que los usuarios se veían obligados a realizar su bajada del autobús sobre tierra, situación que ahora se corrige; y que una de las paradas se dejará de momento sin marquesina dado que se trata de parada con usuarios de bajada y no de subida de pasajeros.

–       Retirada de varias marquesinas ruinosas de fibra de vidrio de la carretera de Eirís y avenida de Finisterre (polígono de A Grela); gestión y tratamiento de residuos en planta autorizada; dotación de nuevas marquesinas estandarizadas y tratamiento de firme. “Es indignante que en 28 años algunos no hayan tenido tiempo de retirar estas marquesinas que se encontraban en un estado totalmente lamentable”, afirmó Freire.

–       Mejoras de accesibilidad en la parada de bus de la ronda de Outeiro, a la altura del número 219, trasladando las plataformas móviles deterioradas a talleres municipales para su aprovechamiento y ejecutando un sobreancho de acera accesible, con baldosa direccional y podotáctil, marquesina, panel electrónico y sumidero adecuado para el tránsito de sillas de ruedas. La ordenación se completó creando una zona de aparcamiento para motos entre la avenida de Finisterre y la propia parada.

–       Mejoras de accesibilidad en la parada de bus de Paseo de Ronda (plaza Marina Mercante), ejecutando sobreancho accesible con baldosa direccional y podotáctil, marquesina y canaleta anti-tacón con barrotes de cinco milímetros de separación.

–       Ampliación de la longitud de plataforma disponible en la parada de la avenida de A Sardiñeira (en la zona de los colegios).

 

–       Sobreancho de acera en la parada de autobús de Ramón y Cajal, a la altura del número 30, dotándola de plataforma accesible.

 

Begoña Freire resaltó que se ha dado un fuerte impulso a la mejora de las paradas de autobús, con diferentes y variadas obras en función de las necesidades de cada una, lo que fue posible gracias a un adecuado diagnóstico para poder abordar con planificación y ordenación los trabajos a realizar, tanto por su departamento como por el área de Infraestructuras en coordinación con los planes de accesibilidad. Así, hasta la fecha y en total se ha actuado en 36 paradas de autobús, realizando obras de accesibilidad para facilitar la subida y bajada de los usuarios, la accesibilidad del autobús a la parada, incorporación o mejoras en la dotación de marquesinas, baldosas direccionales, recogida de aguas u otros trabajos varios, y están programadas actuaciones en otras 60 paradas.

Los comentarios no están permitidos.