Llegó la hora de la verdad para el equipo de Novo Mesoiro. La parte de la Liga que todos estábamos deseando y para la que se han preparado intensamente durante estos dos meses de trabajo.

El primer encuentro es el sábado  a las 18:30 en la pista anexa de los Remedios de Ourense, ante el Pabellón de Ourense, también recién ascendido y con 0 puntos en su casillero. Un conjunto contra el que ya ganaron y perdieron esta pretemporada y que afrontará los sesenta minutos como si de una final se tratase, por ello realizarán ese día la presentación de sus categorías base, por lo que en el pabellón está garantizado un gran ambiente.

Nuestro equipo afronta el viaje con todos los jugadores a disposición de Geno Gómez, que tendrá muy complicado realizar los 4 descartes de esta semana, con un nivel de intensidad en los entrenamientos de la semana muy por encima de la media habitual.

La capacidad defensiva y la posibilidad de articular rápidos contraataques será decisivo en el encuentro, ya que los de Mesoiro necesitan un alto ritmo de partido para tener posibilidades de conseguir la victoria. Ese es el terreno donde jugadores como Toño o Rubén se sienten más cómodos.

La importancia del encuentro es muy alta, pero ni mucho menos decisiva, ya que los jugadores ártabros tienen claro que para ganar una guerra siempre se debe perder alguna de las batallas consideradas claves.

Los comentarios no están permitidos.