Una de las cosas que quería hacer Ivan cuando estuviera bien era subir al Monte do Pindo, por eso cuando murió, su familia y amigos subieron al Monte do Pindo a esparcir sus cenizas, recuperamos este articulo de La Voz de Galicia (hacer click sobre la imagen para acceder al articulo completo), pero recordar que mañana tenemos una carrera en el barrio en homenaje a Ivan, el os diría «Levantad el culo de ese sillón y poneos a entrenar ya», mañana sera un gran día y le haremos un gran homenaje.

Los comentarios no están permitidos.