El domingo ocurría este suceso en la calle Ribeira Sacra:

Un fuerte olor a gas causó ayer la alarma entre los vecinos de un inmueble de Novo Mesoiro, alrededor de las dos de la tarde. Los residentes del número 15 de la calle de la Ribeira Sacra fueron los encargados de alertar a los bomberos que acudieron hasta el punto y desalojaron por precaución a todos los que en ese momento se encontraban en sus viviendas.

Una vez que los vecinos ya estaban en la calle, los bomberos procedieron a hacer las mediciones oportunas y, como explican fuentes del cuerpo de emergencias, todos los aparatos daban negativo y los índices en el aire eran normales.

En este punto, explican que desconocen la procedencia del olor y una de las teorías que manejan es que algún residente hubiera manipulado algún líquido que tuviera un olor similar al del gas.

Sin embargo, la alarma entre los vecinos fue considerable puesto que, tal y como explicaban algunos de los residentes del inmueble, no es la primera vez que algún convecino se olvida de apagar el gas, una situación que temían que se estuviese repitiendo una vez más, por lo que no dudaron en abandonar sus domicilios hasta estar seguros de que era segura regresar a los mismos.

Con las comprobaciones hechas, los residentes regresaron a sus pisos con normalidad una media hora después de dar el aviso y cuando los bomberos dieron por finalizada esta salida del parque.

Noticia en El Ideal Gallego

Los comentarios no están permitidos.