Como ya se había comentado en el foro hoy fue la inauguración del nuevo local de hostelería del barrio. Un pequeño lugar muy acogedor con gran decoración y en el que hoy invitaban a todos los vecinos a la primera ronda con pinchos incluidos. Desde aquí queremos desearle suerte y que tenga una buena acogida en el barrio.
 SDC17008

 

 

7 Respuestas a “O Roncudo”
  1. avatar me dice:

    si es otro local en el que se permite fumar seguire sin poder apoyar a los negocios del barrio

  2. avatar Dali dice:

    … Los del barrio y los del 99% de la península, entonces… Al menos hasta que entre en vigor la nueva ley anti-tabaco (a principios de 2011, creo).

  3. avatar CHARLIE dice:

    Jaja,a mi me pasa al reves, cuando en Enero no se pueda fumar ya no podre apoyar a los negocios del barrio, al menos hasta que se haga una ley para todos, fumadores y no fumadores.

  4. avatar G@by dice:

    Coincido con el primer comentario.

    Para el no fumador es incompatible poder disfrutar de la comida con alguien que fume al lado.
    Creo que mucha gente pasa de ir a los bares , ya que tiene niños y no quiere exponer sus hijos en un ambiente tan viciado.

    De todos modos apoyo a los locales del barrio y me tomaré algo en cuanto pueda.

    Saludos.

  5. avatar michael dice:

    Otro que coincide con el primer comentario: si hay via libre al tabaco, a que me apesten la ropa y que mi hija no pueda respirar al tomarse un zumo, pues el gasto me lo ahoro y punto.

  6. avatar Dali dice:

    Es curioso. Si tantos clientes pierden los locales por permitir fumar en ellos, lo cual hasta ahora era una decisión “más o menos” libre, ¿por qué lo hacen? Muy sencillo, porque han estudiado el tema y ganan más con locales de fumadores que con locales de no fumadores. Que yo sepa, podían prohibir fumar desde antes de que saliera la ley anti-tabaco, pero hasta ese momento a nadie se le ocurrió hacerlo, ¿verdad que no?

    En cuanto entre la nueva ley, yo seré el primero en alegrarme, para empezar por evitarme recaidas de ex-fumador reconvertido a fumador no tan “ocasional” como me gustaría, que es un vicio tan adictivo como caro, absurdo y repugnante (dicho por alguien que lo ha dejado durante larguísimos lapsos de tiempo y que ha recaido una y otra vez, lo cual es tan idiota como difícil de evitar), y por no llegar a casa apestando a tabaco, que lo del perjuicio para la salud a los fumadores pasivos creo que se ha exagerado bastante a lo largo de los últimos años, sobre todo si lo comparamos con la contaminación de los coches, fábricas, etc., y habida cuenta de que hay fumadores activos verdaderamente empedernidos, de los que se ventilan tres paquetes diarios durante toda su vida y que hoy tienen más de 80 años de edad.

    Pero la hostelería perderá muchísimo, no me cabe ninguna duda. De hecho, como dato anecdótico, una noticia que leí hoy: En los países en los que ya no se puede fumar en pubs y discotecas, ahora la gente se queja de la peste a sudor que, al parecer, el humo del tabaco contrarrestaba… 😀

    La cuestión que para mí es más grave: Los locales que se han gastado 20 o 30.000 euros en una reforma para habilitar una zona de fumadores, ¿ahora qué? ¿Por qué se van a abolir ahora esas zonas? En ellas, quien entra ya sabe lo que hay, y siendo reglamentarias no pueden estar en zonas de paso. Yo estoy a favor de que las mantengan, y en mi vida he pisado ninguna, ni tengo intención de hacerlo, porque para mí no es si no un acto de masoquismo.

    Además, está la hipocresía de prohibir también el tabaco en representaciones al aire libre, mientras que en estadios de fútbol y espectáculos taurinos se va a seguir permitiendo, algo que no tiene ni pies ni cabeza. (A mí la prohibición de fumar en espacios abiertos en general me parece pasarse de la raya pero, si lo haces, hazlo de forma coherente y asumiendo todas sus consecuencias, porque ya hemos visto de lo que ha servido la última “ley a medias”, absolutamente para nada).

    Y, para terminar, al parecer, ya hay un agujero en la ley: Algunos locales se reconvertirán en “clubes de fumadores”.

    En todo caso, es evidente para mí que es el fin de una era. La tendencia es la abolición del tabaco en los centros de trabajo (algo hoy en día bastante conseguido y superado, a pesar del escepticismo inicial de la mayor parte de los más viscerales detractores de la medida), y en espacios cerrados, cosa que, insisto, a mí me parece muy bien. Y, como toda transición, lógicamente va a enfrentar a las dos posturas encarnizadamente. Especialmente tratándose de un caso en el que los extremos son generalmente muy radicales e intolerantes el uno con el otro. Hasta que, en algún momento, los fumadores dejen de fumar o se rindan para, con el tiempo, ni siquiera pensar en cómo eran antes las cosas. ¿O es que a alguien, fumador o no, no le parece ya impensable a estas alturas que “antiguamente”, y lo pongo entrecomillado porque no hace tanto, se pudiera fumar en el trabajo o, yendo aún más lejos, EN CLASE?

  7. avatar Dali dice:

    Flipad, vecinos, así se publicitaba el tabaco hace unos cuantos años:

    http://www.youtube.com/watch?v=miaZGB8lptk

    Antaño eran de lo más normal estos anuncios, y hoy en día nos parecen surrealistas. Imagino que en pocos años sucederá lo mismo con la prohibición de fumar en espacios públicos, hasta el punto en que ver un paquete de tabaco encima de una mesa nos resultará tan raro como ver un billete de cien pesetas. Tiempo al tiempo. 😉

  8.