El reparto del pastel presupuestario ha empezado ya a falta de conocer el montante que toca a dividir entre los distritos de la ciudad. El Plan Inversor Municipal centrado en la renovación de los barrios ha “levantado” A Coruña con una financiación de 79 millones, 42 provenientes del FEIL de Zapatero, y la creación de hasta 5.000 puestos de trabajo. Este mes se abre un nuevo período de ofertas y demandas de obras y los coruñeses tienen ya alguna idea de en dónde se podrían invertir los fondos. Entre sus propuestas destacan, un año más, la mejora de las aceras y otras infraestructuras, sin embargo, también piden otras de mayor envergadura, como la creación de centros cívicos o parkings subterráneos.

 

Las infraestructuras de los barrios coruñeses siguen siendo las prioridades de los vecinos que, ante la futura puesta en marcha del nuevo Fondo Estatal de Inversión Local y la distribución de las cuentas municipales, confían en que parte del pastel presupuestario se destine a las carencias y deficiencias de los espacios públicos. Este segundo plan ascenderá a los 5.000 millones de euros, que tal y como señalaba la concejala de Hacienda, Carmen Marón, “nos ayudará a resolver la situación de crisis”. La edil esperaba que, como este año, otros 40 millones al menos recalen en la ciudad.

Aunque la financiación proviene del Estado, las obras están planificadas y gestionadas por el Ayuntamiento. En este sentido, las asociaciones vecinales se han puesto las pilas y analizan estos días cuáles son sus principales necesidades para competir con el resto de barrios. Así, como cada año, la Concejalía de Hacienda ya comenzó a enviar comunicados a las agrupaciones para que den a conocer cuáles son sus peticiones, aunque eso sí, sin ninguna garantía de cumplimiento.

De hecho, es posible que en esta convocatoria queden más peticiones sin aprobar que en la que se está desarrollando. Y es que todo apunta que el nuevo FEIL esté destinado a proyectos vinculados al sostenimiento ambiental, tecnológicos y de atención social a personas dependientes o con discapacidad. Algo que ya anunciaba el pasado mes de mayo el presidente del Gobierno.

Solicitudes > Carmen Marón, tras el anuncio de la puesta en marcha del nuevo plan, afirmaba que, en este ejercicio, las obras del FEIL estaban cumpliendo su objetivo. Sin embargo, los vecinos de la ciudad todavía tienen muchas peticiones para mejorar las condiciones de sus barrios.

Entre ellas, las aceras siguen siendo las grandes protagonistas a pesar de ser una de las intervenciones menos dificultosas. Y es que el Ayuntamiento ya recibió alguna que otra queja, e incluso denuncia, debido al estado de algunas de ellas que han provocado más de una caída. Paralelamente, entre las solicitudes de los vecinos se encuentran peticiones de amplio abanico que van desde incrementar el número de columpios en parques infantiles, hasta la construcción de amplios parkings subterráneos. Asimismo, la mejora de jardines públicos, así como la construcción de centros cívicos, siguen siendo otra constante.

El Gobierno central no ha concretado cuál será el destino del FEIL 2010, pero los coruñeses tienen claro en qué lo invertirían.

Los comentarios no están permitidos.