En una noticia sobre POCOMACO aparecida hoy en el diario La opinión podemos leer este párrafo:

En la reunión participó también el director de la Compañía de Tranvías, José Prada, quien se comprometió a que aumenten las frecuencias de los autobuses urbanos a Pocomaco y que admitió la posibilidad de llevar a cabo una campaña de promoción del transporte público en esta zona del municipio con el fin de reducir el volumen de tráfico que soporta actualmente. 

Bueno, como los buses que van a POCOMACO son los que vienen aquí supongo que nos aumentarán las frecuencias también aquí.

Puntualizar que en la última reunión que se tuvo con el concejal de transportes se le preguntó sobre la situación del tráfico cuando inaugure Espacio Coruña en Someso y se le pidió que se comprometieran  a poner una linea de bus más que además de dar acceso a ese centro desde el barrio nos comunicase con otras zonas distintas a las que lo hace el 23 y el 23A. Éste dijo que ni aumentaría el tráfico, ni el tráfico es algo que tenga que solucionar tranvías, ni estaban para solucionar los problemas antes de tiempo. Pues bien, parece que han recapacitado.

Puntualización dos, algún usuario decía en un comentario que como iba a ir Prada a las reuniones con las AVV, pues a las reuniones con los empresarios si que va.

Parece que por fin donde dije digo digo diego.

2 Respuestas a “Prada, gerente de la compañía de tranvías, se compromete a aumentar las frecuencias de los buses de POCOMACO”
  1. avatar Álex dice:

    “ni estaban para solucionar los problemas antes de tiempo”

    Otro más!! Mi madriña… y lo peor de todo es que viene de Nogueira… de Pepe!! Yo que lo veía un tío con cabeza, por lo que precisamente no llegaba más alto; y va a resultar que eres igual que el resto. Decepcionante.

    De todas, a mado de debate (creo que incluso esto daría para una entrada pero esto es un blog no un foro, por lo que lo haré en comentarios), decir que el tema de tranvias, o transporte público en general, es un tema muy peliagudo debido a que como se gestionan estos servicios. Partimos de una base enfrentada que es servicio público gestionado por empresas privadas en donde el Ayuntamiento únicamente hace de conciliador. Por desgracia es así y lo jodido es que algunos nos quieren tomar por tontos. El transporte no es un servicio público, propiamente dicho. Para ser publico, dicha empresa debería ser literalmente del Ayuntamiento y los “buseros” ser funcionarios como dios manda.

    Que cambiaría en este utópico escenario?? TODO! El problema de abrir nuevos barrios, sobre todo en a tomar por culo como estamos nosotros, es la rentabilidad de la línea. La empresa es privada y cada año quiere más beneficios, siendo el primer de los objetivos que cada línea sea autosuficiente, pero resulta que la ciudad no para de crecer y realmente, si esto fuera un servicio público, tienes que darselo al que vive a 1km de María Pita, como a 15km, y viva rodeado de 10.000 personas que de 100, porque por algo para los mismos impuestos.
    El servicio, por encima, sería mucho más económico y con la diferencia podría aumentarse y mejorarse el servicio de manera significativa.

    Por qué no se hace?? O, mejor dicho, por que no se hizo? Ni idea, aunque dos razones que se me pasan por la cabeza es la vagancia del político y su falta de capacidad de previsión (la cual queda reflejada todos los días). Nunca os habéis preguntado por que ningún político es ingeniero de lo que sea?? Normal que no estén preparados para prevenir problemas, en sociología no te enseñan ese tipo de cosas.

  2. avatar Mesoiro Press dice:

    Alex estoy contigo en algunas cosas…Por ejemplo, en que el sr. Nogueira se ha dejado llevar por unos datos, que no te voy a decir yo que sean inciertos, que le han presentado desde la Compañía de Tranvías. Pero para mi mentir, es omitir parte de la verdad ( que es el caso que nos ocupa ) de manera intencionada.

    Porque para mi, la única justificación que el señor Otero y el señor Freire han podido intentar colar a la hora de presentarle los cambios a Nogueira, son horas del día ( vamos a decir “poco problemáticas ) en el que la frecuencia de los buses se cumplía y el número de viajeros no era mucho. Pero eso no quiere decir que aquí los señores de Tranvías hubiesen hecho un estudio exhaustivo del tráfico de la zona y de cómo podrían se podrían solucionar los problemas de los usuarios de las líneas 21, 23 y 23-A. Lo que deriva en lo mismo de siempre, su forma de pensar es directamente proporcional al dinero que quieran ahorrar.

    Y el otro tema que comentas de que es un servicio público en manos de una empresa privada,es cierto, pero no se desprende de eso que el servicio se pudiera o pudiese devaluar sin tener esto un precio final …Porque cuando se gana una concesión es con todas las consecuencias y sino se cumplen unos principios mínimos, los contratos se pueden romper por incumplimiento de una de las partes. Así que señores Prada y Nogueira, recuerden que un día están y mañana Dios dirá…Que ya no son solo unos pocos los que se han dado cuenta que les han timado ( y más ahora con la subidita del billete ) que los ecos retumban en otros barrios, léase Ventorrillo, Los Rosales…

    Visto lo visto, ¡¡Que Dios nos coja confesados!!…

  3.