Paseando junto a la verja de madera de nuestro minúsculo área infantil, me he topado con estos peligrosos elementos: son las varillas roscadas de acero que sobresalen unos 6 (seis) centímetros por encima del suelo.Si esto fuera en una acera convencional casi lo podríamos pasar por alto pero se encuentran a escasos 30 centímetros del área de juegos.

¡Qué peligro!

¡Qué peligro!

¿Y si cae un niño, de los muchos que circulan en bici junto a esta trampa, y se da en la mano?, ¿De quien es la culpa?

¿No habría merecido la pena cortarlos a ras de tuerca en el momento de la colocación de la farola?

Nuevamente, un expediente X se cierne sobre nuestro barrio.

Una Respuesta a “Así están los parques infantiles de Novo Mesoiro”
  1. avatar Marta dice:

    ¿Esto no se puede denunciar en los juzgados?

  2.