Trabajadores de la empresa de seguridad Cetssa, encargada de la vigilancia de la sede central de Fadesa, en A Coruña, denuncian seguimientos y grabaciones ilegales con videocámaras a los empleados de la compañía cuando se dirigían a reuniones convocadas por sus representantes sindicales. Las denuncias fueron presentadas ante la Unidad Central de Seguridad Privada, dependiente de la Policía Nacional, y la Agencia Española de Protección de Datos.

Ver noticia completa en El País

Los comentarios no están permitidos.